Esta es la version beta de nuestro sitio Web

Formación terrestre

Etiqueta
Esta obra abstracta, donde no se ha hecho ninguna concesión a lo figurativo, tiene sin embargo un poder evocador y no escapa a una intención expresiva. Una paleta de rojos diversos, nos recuerda la incandescencia de las piedras, la lava refulgente y el calor de los movimientos telúricos que dieron origen al planeta.

Yolanda Mejía de Bech
(Colombia, n. 1924-2008)
Formación terrestre, 1975
Óleo sobre tela
Composición: 76.2 X 91.5 cm
Area ocupada en exposición: 152.40 x 182.00 cm
Nº de registro: P012

Exposiciones en MAC Panamá
Septiembre de 2007 (2007)
Colección permanente (2009)
Voces en Off (2017)

Crédito
Colección MAC Panamá
Cortesía de la artista
Contacto para servicio de préstamo
o derechos de reproducción

Puedes ayudar al museo
Si ves alguna información cuestionable sobre esta obra de arte por favor infórmanos. También tenemos muchos objetos y artistas que requieren información adicional. Si usted quiere ayudarnos, su contribución es muy bienvenida.

Yolanda Mejía de Bech

Después de haber pasado por un período completamente abstracto, en donde predominaban los elementos arquitectónicos, Yolanda Bech dirige su nave a la búsqueda de nuevas formas y lo arquitectónico se transforma en formas aladas. Luego, pasa a otro período en donde las ondulaciones se van cambiando lentamente hasta convertirse en siluetas. Pero quizás dentro de todas estas transformaciones, la síntesis y la simplificación siguen presentes en el espíritu de la pintora y es por esta razón que Yolanda avanza retrocediendo a su primera época para presentarnos su actual producción, en donde, por ejemplo, la pintura El Águila Real, realizada con trazos firmes, coloca mosaicos que nos recuerdan vagamente partes de la mola. Observando en esta colección su Madre India, notamos que los elementos dejan entrever, en un espacio imaginario, la trágica figura de una India. El azul rara vez aparece en la obra de Yolanda Bech, pero en Demarcación Costera, predomina este color, que nos da una visión marina con elementos, cuyo ritmo dejan que el espectador imagine libremente y forme sus propias imágenes. El conjunto de toda esta colección que hoy admiramos dejará en el observador una impresión de ritmo y movimiento. Igualmente, cabe destacar cierta reminiscencia bizantina, por su estilo pictórico que recuerda los vitrales llamativos con sus bien logradas transparencias cromáticas, que le otorgan, dentro de su abstraccionismo, un vigor clásico muy expresivo.

No hay más obras de este artista