Risseth Yangüez Singh
Fotografía digital, 64x28 cm, 2020

Esta no es una invitación. Es una advertencia. Una advertencia contra la cosificación. Un aviso a tu racismo. ¿Por qué me quieres tocar el cabello? ¿Qué te hace creer que puedes reclamarlo, que puedes entrar en mi espacio sin que antes te invite?

«Es solo cabello»: sí y NO. Este cabello le fue negado a mi cuerpo. Este cabello se cortó, quemó y mutiló por cientos de años. Se sigue usando como objeto de burla, de inferioridad, de deseo; como algo “exótico” y siempre como una cosa, nunca como parte de un ser humano. Quisiera que solo fuese cabello. Pero me lo reapropio y lo convierto en mi defensa y mi ímpetu. En una granada que abre el paso al cuestionamiento y a la búsqueda de lo que me fue arrebatado.

 

<  A 2 metros de distancia

Cuerpos desbordantes
Un diálogo entre la curadora Maya Juracan y las artistas Libertad Rojo y Risseth Yangüez.

translation missing: es.general.search.loading