Pies bajo fuego: sobre el despojo

FEB. 01 - AGO. 11 2024

PRIMERA PARTE: FEB. 1 - MAY. 19 2024
Seba Calfuqueo, Milko Delgado, Elyla, Lungiswa Gqunta, Elena  Tejada-Herrera, Stephanie Williams

Pies bajo fuego: Sobre el despojo explora la noción multivalente  de despojo y sus formas de representación a través de un  conjunto de obras en video realizadas en la última década. El  despojo es entendido aquí como un largo proceso histórico que  tiene como uno de sus inicios la apropiación de tierras durante  el periodo colonial, el cual vino de la mano de la destrucción, la  extracción de recursos y la expropiación de la fuerza de trabajo  de numerosas comunidades colonizadas. Muchas de las obras  reunidas aquí elaboran sobre las consecuencias actuales de  ese proceso que persiste en un modelo económico neoliberal,  sus aspiraciones de crecimiento infinito y sus perspectivas  antropocéntricas y patriarcales.

El título de la exposición está tomado del video de Lungiswa Gqunta, Pies bajo el fuego (2017), el cual muestra las piernas  de la artista balanceándose en un columpio sobre un lecho de  trozos de carbón. En su desplazamiento pendular, los cepillos  adheridos a su zapatos se aproximan peligrosamente al carbón  como si intentara hacer saltar una chispa. Un fuego en potencia  que alude a los devastadores incendios que destruyen todo a su  paso –incluidos los incendios producto del cambio climático y la  pérdida de biodiversidad.

VEN Y CONOCE

Las doce obras de esta exposición, presentada en dos partes,  compuestas de bloques formados por parejas de videos en  diálogo, profundizan en los varios y contradictorios significados  de este concepto desde diferentes generaciones y geografías.  Los videos ponen énfasis en aspectos como la minería, la  propiedad, el privilegio blanco, el cercamiento de tierras, la  migración forzada, las tecnologías queer, la memoria colectiva,  el deseo sexual, la pertenencia, el futuro, la autodeterminación  y la supervivencia.

A diferencia de los discursos mediáticos  que presentan el colapso medioambiental y climático como  un evento por venir, varias de estas piezas nos recuerdan  que la crisis es en realidad un proceso histórico de violencia  que tiene cientos de años ocurriendo en el planeta –algo que  la teórica Elizabeth Povinelli llama certeramente como una  catástrofe ancestral, en donde la violencia colonial y racial fue  experimentada primero por numerosos pueblos indígenas y  otras comunidades colonizadas.

La primera pareja, compuesta por las obras de Lungiswa Gqunta (Sudáfrica) y Stephanie Williams (Costa Rica) utilizan una estética del juego infantil (el columpio o el cuento infantil) para elaborar sobre la historia del territorio y la memoria poscolonial: ambas evocan un paisaje marcado por la opresión, la precariedad y la inequidad sistemática. Las obras de Seba Calfuqueo (Chile) y Elyla (Nicaragua), incluidas en el segundo bloque, proponen una revisión queer de la historia, las resistencias anticoloniales y el impacto del mestizaje en el borramiento de la disidencia sexual. En el tercer bloque, las obras de Elena Tejada-Herrera (Perú) y Milko Delgado (Panamá), subrayan el impacto de las industrias extractivas y su persistencia tóxica en los cuerpos, ya sea a través de la extracción de metales pesados en los Andes o de la industria bananera que ha marcado la historia de Centroamérica y el Caribe.

 


 

SEGUNDA PARTE: MAY. 23 - AGO. 11 2024

Karrabing Film Collective, Sandra Monterroso, Gabriela Novoa, Naomi Rincón Gallardo, Cauleen Smith, Sin Wai Kin

El cuarto bloque pone en conversación el trabajo de Karrabing Film Collective (Australia) y Naomi Rincón Gallardo (México), dos proyectos caracterizados por la construcción de paisajes psicodélicos que alegorizan las formas de toxicidad del capitalismo. La obra de Cauleen Smith (Estados Unidos) y Sandra Monterroso (Guatemala), presentadas en el quinto bloque, exploran utopías feministas afrodiaspóricas e indígenas, a través de escenarios poéticos que evocan tanto la generosidad radical y la construcción de comunidad así como los linajes de autoridad y poder femeninos. Finalmente, las obras de Sin Wai Kin (Canadá) y Gabriela Novoa (El Salvador) reunidas en el bloque final ensayan formas de fantasía antipatriarcal y deseo sexual no normativo que confrontan y desmantelan la misoginia y el racismo estructural de la sociedad.

Intentando proponer una conversación poética antes que una mera ilustración teórica, las obras reunidas comparten el ánimo de responder a esas formas de violencia y devastación desde perspectivas autobiográficas, rituales, emocionales y sensibles antes que puramente racionales. El protagonismo del cuerpo –en muchos casos, del cuerpo de los propios artistas– subraya también sobre cómo la sensualidad, la belleza y el placer pueden generar conciencia y un sentido de urgencia política capaz de perturbar el presente. Contra un clima global de cinismo generalizado, estas obras y artistas insisten en defender múltiples formas de compromiso y un deseo político transformador.

 


 

La exposición construye diálogos entre obras en video producidas en Centroamérica y México y obras producidas fuera de la región. En Centroamérica, la historia de despojo de las tierras de las comunidades indígenas y afrodescendientes locales persiste en gran medida en un contexto de rápida expansión de la agroindustria, la minería y el turismo, los cuales están teniendo un impacto devastador en el medio ambiente.

¿Cuál es el papel que juegan los medios audiovisuales y la tecnología en la creación de narrativas de desposesión y de narrativas contra el despojo?

Esta colaboración es parte del programa internacional Double Takes de KADIST, que presenta obras de cine y video a través de presentaciones físicas y en línea en instituciones asociadas y en KADIST.tv.

 

CURADURÍA
Miguel A. López

UNA COLABORACIÓN ENTRE
KADIST y MAC PANAMÁ

PATROCINADOR OFICIAL
BiBank

 

Translation missing: es.general.search.loading